Diferencia clave: linfoma de células B frente a linfocitos T
 

Los tumores malignos del sistema linfoide se conocen como linfomas. Pueden surgir en cualquier lugar donde se encuentre tejido linfoide. La incidencia de varios subtipos de la enfermedad ha aumentado con los años. La presentación más común de los linfomas es la linfadenopatía periférica o los síntomas debidos a los ganglios linfáticos ocultos. Según la clasificación de la OMS, hay 2 tipos de linfomas como los linfomas de Hodgkin y no Hodgkin. El linfoma no Hodgkin es un término genérico que cubre un espectro múltiple subclasificado de tumores malignos de células B y T. Aproximadamente el 80% de NHL son de origen de células B y el 20% restante es de origen de células T. Esto puede considerarse como la diferencia clave entre el linfoma de células B y de linfocitos T. La subclasificación de NHL se realiza de acuerdo con la célula de origen (célula T o célula B) y la etapa de maduración de linfocitos en la que ocurre la neoplasia (precursora y madura).

CONTENIDO

1. Descripción general y diferencia clave
2. ¿Qué es el linfoma de células B?
3. ¿Qué es el linfoma de células T?
4. Similitudes entre el linfoma de células B y de células T
5. Comparación lado a lado: linfoma de células B versus linfocitos T en forma tabular
6. Resumen

¿Qué es el linfoma de células B?

Las neoplasias malignas del sistema linfoide que son de origen de linfocitos B se conocen como linfomas de células B. Alrededor del 80% de todos los NHL son de origen de células B. Los principales subtipos de linfomas de células B son los linfomas foliculares, los linfomas difusos de células B grandes, el linfoma de Burkitt, el linfoma de células del manto y el linfoma linfoplasmocítico.

Linfoma folicular

El linfoma folicular es el segundo LNH más común en todo el mundo. Raramente se observan en niños y generalmente ocurre en personas de mediana edad o ancianos. La mayoría de los pacientes experimentan linfadenopatía indolora en múltiples sitios. Algunos pacientes pueden presentar síntomas B. En ciertos subtipos, la infiltración de médula ósea es común. Aunque la proporción de pacientes que se han curado por completo de esta afección es pequeña, la terapia recientemente introducida (rituximab), que se dirige al antígeno CD20 expresado en casi todos los linfomas de células B, parece ser muy eficaz para combatir la progresión de la enfermedad.

En hasta el 25% de los pacientes, puede ocurrir la transformación en linfoma difuso de células B grandes.

administración

Etapa 1 - irradiación de megavoltaje

Etapa 2: quimioterapia que incorpora Rituximab, CHOP-R (ciclofosfamida, doxorrubicina, vincristina y prednisolona más rituximab) y R-CVP (rituximab más ciclofosfamida, vincristina y prednisolona)

Linfoma difuso de células B grandes

Es el segundo linfoma más común en la infancia y el linfoma adulto más común en todo el mundo. Existe una superposición entre el linfoma difuso clásico de células B grandes y el linfoma de Burkitt. La ocurrencia en hombres es mayor que en mujeres.

Características clínicas


  • Linfadenopatía indolora
    Síntomas intestinales
    Síntomas de B

administración

En un paciente más joven sin factores de riesgo, existe una gran posibilidad de una cura completa. Los tratamientos deben iniciarse poco después del diagnóstico.

Enfermedad de bajo riesgo: "CHOP-R" seguida de irradiación de campo involucrada

Riesgo intermedio y deficiente: quimioinmunoterapia, "CHOP-R"

Linfoma de Burkitt

El linfoma de proliferación más rápida es el linfoma de Burkitt, que posee un tiempo de duplicación muy rápido. Es la neoplasia maligna infantil más común en todo el mundo. La incidencia entre las mujeres es mayor que la de los hombres. Hay 3 tipos principales de linfomas de Burkitt como endémicos (siempre asociados con el virus de Epstein-Barr), esporádicos y relacionados con el SIDA. En el mundo occidental, en los últimos 10 años, el pronóstico del linfoma de Burkitt ha mejorado notablemente.

Características clínicas


  • Tumor de la mandíbula
    Masa abdominal

administración

Después de las investigaciones apropiadas, el paciente debe estabilizarse hemodinámicamente y metabólicamente antes de cualquier terapia. Se deben tomar medidas para minimizar el síndrome de lisis tumoral. Después de comenzar el tratamiento, la monitorización de los electrolitos debe realizarse con frecuencia. El tratamiento estándar comprende una combinación cíclica de quimioterapia.

¿Qué es el linfoma de células T?

Los linfomas que tienen un origen de linfocitos T se conocen como linfomas de células T. Representan el 20% de todos los NHL. Los linfomas de células T son relativamente comunes en el este. La presentación más común de la enfermedad es nodal y cutánea, pero en algunos de los subtipos específicos, puede haber afectación hepática y de tejido cutáneo. Los linfomas periféricos de células T con presentación ganglionar tienen un pronóstico desfavorable.

El linfoma periférico de células T y el linfoma angioinmunoblástico de células T son los subtipos más comunes de linfomas de células T. La presentación primaria de ambas formas es la linfadenopatía. Los síntomas "B" son comunes en los linfomas de células T, a diferencia de los linfomas de células B. En los linfomas angioinmunoblásticos de células T, se pueden observar características de una enfermedad inflamatoria, con fiebre, erupciones cutáneas y anomalías electrolíticas. Estos síntomas mejoran rápidamente con la administración de corticosteroides o dosis bajas de agentes alquilantes.

administración

Después de las investigaciones estándar, los pacientes son tratados con quimioterapia de combinación cíclica. Como las células T no expresan CD20, Rituximab no se usa en el tratamiento de linfomas de células T. No existe un medicamento equivalente para los linfomas de células T. Junto con el tratamiento, puede ocurrir la resolución de la enfermedad, pero las recurrencias generalmente ocurren entre los ciclos. La terapia de segunda línea no es muy satisfactoria, aunque la terapia mieloablativa puede beneficiar a una pequeña proporción de pacientes.

¿Cuáles son las similitudes entre el linfoma de células B y de células T?


  • Ambos tipos de linfomas surgen de los tejidos linfoides.

¿Cuál es la diferencia entre el linfoma de células B y de células T?

Resumen: linfoma de células B frente a linfocitos T

La diferencia entre el linfoma de células B y de células T radica principalmente en su origen; Los tumores malignos linfoides que son de origen de linfocitos B se conocen como linfomas de células B, mientras que los linfomas que tienen un origen de linfocitos T se conocen como linfomas de células T. El diagnóstico de estos tumores malignos en sus etapas preliminares mejora drásticamente el pronóstico de la enfermedad. Por lo tanto, debe tomarse un consejo médico si una persona tiene alguna de las señales de advertencia que se han discutido en este artículo.

Descargue la versión PDF del linfoma de células B vs linfocitos T

Puede descargar la versión en PDF de este artículo y utilizarlo para fines fuera de línea, según la nota de cita. Descargue la versión en PDF aquí Diferencia entre linfoma de células B y linfocitos T.

Referencias

1. Kumar, Parveen J. y Michael L. Clark. Medicina clínica Kumar & Clark. Edimburgo: W.B. Saunders, 2009. Impresión.

Imagen de cortesía:

1. "Linfoma difuso de células B grandes - citología baja mag" Por Nephron - Trabajo propio (CC BY-SA 3.0) a través de Commons Wikimedia
2. "Linfoma cutáneo de células T - intermed mag" Por Nephron - Trabajo propio (CC BY-SA 3.0) a través de Commons Wikimedia