Hay dos tipos de microorganismos que se dividen en procariotas y contienen bacterias y arqueas. Pero no todas las bacterias y arqueas son procariotas. Es un tema complicado, ¿no? Aquí hay más sobre las diferencias entre estos dos microorganismos.

El ARN ribosómico diferente (ARNr) está presente tanto en bacterias como en arqueas. Archaea tiene tres ARN polimerasas, como eucariotas, pero una en bacterias. En Archea, las paredes celulares no contienen peptidoglicano y tienen membranas rodeadas de lípidos en lugar de ácidos grasos (no bilis). Estos lípidos en las membranas de arqueas son únicos e incluyen contactos de éster pero no conexiones de éter de glicerol. Archaea se parece más a eucariotas que a bacterias. Sus ribosomas se parecen más a los ribosomas eucariotas que a los ribosomas bacterianos.

Ambos microorganismos son genética y bioquímicamente diferentes. Solo en las últimas décadas se ha reconocido a la arqueología como un área particular de la vida. Son extremófilos, es decir, florecen en condiciones físicas o geoquímicas extremas. Tienen el mismo papel ambiental que las bacterias. Estos dos organismos reaccionan de manera diferente a diferentes antibióticos.

Resumen:

Archaea: hay contactos de éter en la membrana celular; sin peptidoglucano en la pared celular; los genes y las enzimas se comportan como eucariotas; tales como eucariotas tienen tres ARN polimerasas; y extremófilos

Bacterias: hay contactos de éster en la membrana celular; pared celular hecha de peptidoglucano; tiene solo una ARN polimerasa; tratar los antibióticos de manera diferente, como los arcanos.

Referencias